martes, 2 de julio de 2013

De la multipropiedad de la tierra


Uno cuando compra un terreno, no piensa que compra una multipropiedad, pero así es. Poco a poco vas conociendo a los otros propietarios. Y no siempre la relación entre los diferentes propietarios del terreno es adecuada, o tal vez si. Total que el otro día mientras fregaba los platos y cubiertos de la cena del día anterior, escucho un piar un tanto excitado de los gorriones. Así que ni corto ni perezoso mire por la ventana a ver que pasaba. ¡Oh!, sorpresa uno de esos propietarios que rara vez se dejan ver había subido hasta un tejadillo y se había zampado a una cría de gorrión. Después tranquilamente se subió a la ventana hizo la digestión y al rato bajo y se fue al inframundo (debajo de unos bloques donde esta el pozo ciego). Poco a poco vas conociendo a tus queridos copropietarios y sus complicadas relaciones. Pero así es la vida, compleja y entretenida. Perdón señor copropietario que no le haya presentado adecuadamente: Culebra de Herradura (Coluber hippocrepis   )

No hay comentarios:

Publicar un comentario