jueves, 4 de julio de 2013

De la alquimia de las relaciones.

Uno de esos pequeños placeres que te da la paternidad es ir a comprar ropa con tu hija. Es un rato en el que cuentas confidencias, que intuyes sus gustos. Vas viendo como va evolucionando, percibes sus cambios, la presión del grupo con ciertas prendas, etc. De pronto un día te compras una camiseta bastante friki, supongo que en homenaje a la serie "The big bang theory". Supongo que mi hija se descojono del gusto friki de su padre con la mencionada prenda. Así que de repente, al día siguiente viene con una camiseta que a ella le gustaba para mi. Es de esos momentos en que te das cuenta como va madurando tu hija, como se cambian ciertos roles, como se transmutan ciertas relaciones. Que maravilla la alquimia de la relación con mi hija. Supongo que el paso del tiempo hará que la relación se aleje y se acorte, que cambien y se transmute, pero espero que tengamos muchos años para disfrutarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario