martes, 10 de noviembre de 2015

Terra Nostra. De Atar a Ben Amera, por tierras de petroglifos. Mauritania.






Tórtola senegalesa (Streptopelia senegalensis)

Camachuelo trompetero (Bucanetes githagineus)

Halcón borní (Falco biarmicus)

Cuervo desertícola (Corvus ruficollis)

  


Salimos de Atar para visitar a las ruinas de Azougui, cuna del imperio Almorávide, rodeada de un gran palmeral. Poco después veríamos una impresionante zona de petroglifos*. Parada en un pequeño barranco con un pozo donde vimos Camachuelo trompetero (Bucanetes githagineus) y Tórtola senegalesa (Streptopelia senegalensis). De camino a Ben Amera, veríamos Halcón borní (Falco biarmicus). Al atardecer llegaremos a “Ben Amera”, a la entrada nos reciben varios Cuervos desertícolas (Corvus ruficollis). Nos encontramos en un lugar absolutamente fuera de todas las rutas, sin lugar donde dormir. Nuestro guía después de negociar, nos consiguió una habitación con alfombras para dormir. Antes de una frugal cena, fuimos a dar un paseo por el  impresionante monolito granítico de Ben Amera.

* Los petroglifos son diseños simbólicos grabados en rocas realizados desgastando su capa superficial. Muchos fueron hechos por los hombres del período neolítico.  Son el más cercano antecedente de los símbolos previos a la escritura. Su uso como forma de comunicación se data hacia el 10000 a. C. y puede llegar hasta los tiempos modernos en algunas culturas y lugares. La palabra proviene de los términos griegos petros (piedra) y glyphein (tallar).  https://es.wikipedia.org/wiki/Petroglifo

No hay comentarios:

Publicar un comentario