lunes, 9 de noviembre de 2015

Satisfacciones. En la almazara de Jordi. Relleu.


Hace pocos años, en 2010, empece a plantar olivos, continuando en años posteriores. Junto con los olivos hay otros  frutales y algunas especies forestales. Estas últimas supongo que por deformación profesional. Hace dos años hicimos las primeras olivas chafadas, este es el tercer año que recogemos aceitunas y la primera vez que hacemos aceite. Como describir esas sensaciones, de haber plantado los olivos, de podarlos, de regarlos, de protegerlos con tutores, etc,. Y por fin después de tantos esfuerzos, llega la recompensa en forma de aceite. Sin olvidarme de Sevilla, mi vecino que me ilustra y ayuda en estos menesteres. Ni de las aves que se comen las aceitunas que dejo para ellas y dan vida en al entorno de la casa.
Este año junto con las olivas de Ignasi y de Carlos hemos hecho aceite en la almazara de Jordi. Supongo que exagerare, si se pareció a una experiencia mística. Llevar aceitunas y recoger aceite. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario