martes, 25 de febrero de 2014

Por la rutas del agua. Valle de Guadalest.






 




A los que vivimos en tierras donde la lluvia no se prodiga, siempre nos resultan "mágicos" los cauces con agua. Detenerse unos minutos al lado de un río, es una forma de ganar esos minutos, de oír el rumor del agua. En la última foto se puede ver lo apuradito que esta el embalse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario