lunes, 11 de noviembre de 2013

Pura evolución


El viaje a Gambia ha sido todo un regalo para los sentidos. Mis ojos estaban siempre funcionando, siempre viendo cosas nuevas. Observando el entorno. Este pequeño pez, que vivía fuera del agua y que se sumergía en ella cuando se sentía incomodado, es una de esas sorpresas inesperadas que te encuentras, que te regala la vida. Pura evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario