sábado, 6 de febrero de 2016

Almendros y piedras.

Hay rincones de la marina baixa, que te seducen, que te hacen parar un instante. Respiras hondo, te empapas del almendro en flor, de los pinos y de las montañas. Sin olvidar los márgenes de piedra. Márgenes de piedra que han sido hechos por gente honrada, trabajadora, muy trabajadora. Que aparte de conservar la tierra y tener cosechas estaban orgullosos de su trabajo, de las cosas bien hechas. Piedra a piedra. Sin prisas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario