martes, 25 de noviembre de 2014

Por la umbría del Puig Campana.



Hay días que el trabajo te lleva por rincones increíbles. En los que hueles la montaña, la humedad de las hojas en descomposición, hasta el paso de los arruis. Todo se mezcla para recargar pilas y seguir adelante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario