miércoles, 25 de junio de 2014

Reivindicando a los humildes.


En muchas ocasiones nos centramos en especies raras, o muy vistosas. Pocas veces los fotógrafos prestamos la atención debida a esas especies que nos rodean y son habituales, incluso abundantes. Especies que como el conejo es  la base de la pirámide de la alimentación de muchos depredadores. Desde aquí mi reconocimiento a estas especies, tan habituales en nuestro entorno y que tan poca atención les prestamos. Tal vez, porque son abundantes, o porque los tenemos demasiado cerca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario