lunes, 28 de abril de 2014

Por el valle de los budistas












Durante varios días, bien por motivos del trabajo, bien para ir de excursión con mi hija y unos amigos, he estado en "el valle de los budistas", un rincón de una exquisita belleza. Como siempre las ruinas de casas en la montaña me hablan de esperanzas, de duro trabajo y de abandono en búsqueda de  formas de vida más fáciles. Durante el trayecto una pequeña visita a la font de Morer, en la que vemos una intrigante pintada, que sugiere rencillas enconadas. Después en casa una fideua nos ayudo a recuperar las energías. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario